www.diariodemotor.com

El Volvo V40 Cross Country, seguridad máxima en un interior de lujo

Cuenta con el equilibrio perfecto entre elegancia y originalidad
Ampliar
Cuenta con el equilibrio perfecto entre elegancia y originalidad
La parte posterior es igualmente original.
Ampliar
La parte posterior es igualmente original.
La tapicería de piel acaba de hacer el resto.
Ampliar
La tapicería de piel acaba de hacer el resto.

El V40 siempre ha sido uno de los superventas de la marca sueca, lo cual viene dado por su gran dosis de seguridad y por su diseño atractivo, tanto interior como exterior.

Aunque la marca Premium Volvo ha sido siempre asociada con Suecia, ya que en Gotemborg fue donde tuvo su sede la fábrica desde el año 1927, año de su fundación. El año 1999 fue adquirida por la marca americana Ford que, en 2010l la vendió a una empresa china, que es la que fabrica actualmente la gama Volvo.

A pesar de todos estos cambios, Volvo ha mantenido el estándar de calidad para ofrecer a sus clientes vehículos con materiales de primer orden, además de mantener el sello Volvo en cuanto a seguridad, que es una de las grandes virtudes de sus modelos, cosa que los hace más que interesantes. La primera versión del V40 se empezó a vender el año 1996, que fue producida conjuntamente con el fabricante japonés Mitsubishi, ya que compartía plataforma con el Carisma.

Esta versión Cross Country que mostramos hoy ya forma parte de la tercera generación del modelo, que empezó a producirse el año 2012 y que se distingue exteriormente de la berlina normal por el diseño de las fascias y las protecciones en la parte baja. El habitáculo, por su parte, está situado 40 mm más alto que en el V40 normal. A pesar de haberle dado una cierta apariencia de vehículo csapaz de circular por terrenos sin asfaltar, tampoco se le puede pedir mucho más, aunque el tema de la altura juega bastante a su favor.

El motor que hemos probado es el D3, un propulsor de cuatro cilindros, de 2.0 litros, que cuenta con una potencia máxima de 150 a 3.750 rpm. La unidad que hemos probado contaba, además, con cambio de marchas automático de seis velocidades. Las prestaciones que nos ha proporcionado este vehículo nos han sorprendido agradablemente ya que aunque pese a no tener una aceleración totalmente enérgica, sí que el vehículo acelera de forma constante, sin brusquedades de ningún tipo.

Los diferentes modos de conducción (Elegance, Eco y Performance) permiten tener prácticamente tres coches en uno, aunque en otros vehícuos se nota más el cambio de comportamiento; en el Volvo V40, no tanto. En los tres modos de conducción cuando se acelera, el motor responde con celeridad, lo cual se agradece sobre todo a la hora de adelantar, que es cuando se necesita potencia máxima.

El comportamiento en carretera es curioso, ya que se nota que la marca ha primado la comodidad de sus ocupantes con una suspensión que absorbe perfectamente las irregularidades y tendiente a tener juego en las curvas. Pero cuando intentas hacer una curva cerrada a mayor velocidad, el V40 no se “amedrenta” en absoluto, sino que la traza sin tener que corregir la dirección.

El interior del Volvo es en parte la manifestación de que se mantiene en algún aspecto fiel a sus orígenes. Esto se nota de forma clara en la cantidad de botones que se encuentran en la consola central, donde se encuentran los botones de los números del teléfono, la climatización, la radio....

Aunque en la parte de arriba hay una pantalla no táctil, no de generosas dimensiones, que le confiere una mayor modernidad. El marcador sí que es totalmente moderno (quizá demasiado), ya que hay una ausencia total de relojes analógicos, que han sido sustituidos por una modernísima pantalla TFT, que varía de configuración dependiendo del modo de conducción utilizado, incluso la información ofrecida.

Podéis encontrar este Volvo V40 en Medicars, en Palma

El marcador digital requiere acostumbrarse.
Ampliar
El marcador digital requiere acostumbrarse.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
Compartir en Meneame


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de diariodemotor

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.