www.diariodemotor.com

Coches de segunda mano: ¿sí o no?

Para comprar un coche de segunda mano es importante tener una serie de elementos en cuenta. Si el vehículo tiene más de cinco años, más aun.

En primer lugar, si se compra un vehículo a un particular que no conocemos, lo primero que conviene hacer es llevarlo con el susodicho a un taller de confianza para que lo revisen, cosa que supone una pequeña garantía extra -que no definitiva- de que el vehículo está en condiciones, si es que lo está. En el caso de no tener un mecánico de confianza se puede llevar a la casa oficial o algún profesional que nos hayan recomendado. Cabe saber que estamos respaldados por la ley en el caso de que tenga vicios ocultos, pero denunciar y demostrar que eso es así es muy difícil.

Si lo compramos en un lugar de compra-venta, aunque nos den garantía, nuestra opinión es que debemos actuar de la misma manera, yendo a un mecánico que nos pueda detectar algún vicio oculto que no se vea a simple vista y que a medio plazo nos pueda dar problemas.

Acudir a los rentacars para hacernos con un vehículo puede no ser una mala opción si el vehículo tiene un máximo de 20.000 Km porque suelen estar bien, pero si tienen más de 30.000-35.000, cuidado, porque quiere decir que los ha manejado mucha gente, con sus diferentes maneras de conducir.

Si podemos conseguir un demo o un Km 0 a buen precio, esta opción es una de las mejores por la garantía de fábrica y que si se cuida, hay vehículo para rato, salvo defecto de fábrica.
Compartir en Meneame